fbpx
¿Cómo es la historia de Guayaquil?
¿Cómo es la historia de Guayaquil?

La historia de Guayaquil va desde su primera fundación en 1534 hasta cuando finalmente se establece en el Cerro Santa Ana.

Funeral en Guayaquil, 1890 – 1930.

Texto: Patricio Añazco / Fotos: Fotografía Patrimonial del Instituto Nacional del Patrimonio.

La historia de Guayaquil, se desarrolla desde su primera fundación el 14 de agosto de 1534 que luego de varias migratorias fundaciones, se establece en las faldas del cerrito verde, Lominchao, llamado actualmente cerro Santa Ana en su última fundación de 1547. Guayaquil se constituyó en ciudad-puerto y Astillero Real de la Mar del Sur, esto después hizo que en los inicios de la etapa republicana, su condición portuaria la adjudiquen como la capital económica del Ecuador. Es en este lugar donde nace la ciudad y su proceso de expansión lo que generaría grandes cambios que la marcarán por décadas.

La historia de Guayaquil, los ataques piratas.

En 1688 debido a la los ataques que sufrió la ciudad por piratas como: Grogniett, Picard y Hewitt, la población decide gestionar un traslado del sitio sobre el cual estaba ubicada la ciudad, este fue uno de los procesos de cambios más importantes que tuvo Guayaquil desde sus inicios, marcaría en la ciudad un cambio que perduraría por más de un siglo en su proceso de extensión y desarrollo.

La historia de Guayaquil, Ciudad Nueva y Ciudad Vieja.

Un proceso que finalmente hace que la ciudad quede dividida en dos polos, los mismos que luego serán llamados Ciudad Vieja y Ciudad Nueva. Desde la aprobación que se da a partir del 14 de julio de 1692, se da inicio a los trabajos de diseño y edificación de la ciudad, que al establecerse finalmente queda integrada por 24 manzanas, tomando como referencia establecer cinco manzanas de frente, y cinco de fondo. La ciudad se fue construyendo de este a oeste en el lugar en donde actualmente se encuentran las calles Pichincha, Boyacá. Mientras que en sentido norte y sur fue desde la calle Vélez hasta la calle Sucre.

En 1816 se estimaba que la ciudad ya tenía alrededor de 20.000 habitantes. En este año ambas partes de la ciudad están unidas, tanto la Ciudad Vieja como Ciudad Nueva. Sin embargo ambas ciudades iban extendiéndose de manera diferente. En 1820 la llamada Ciudad Vieja, consta con una calle principal junto con otra más que se iba construyendo, la actual calle Rocafuerte, mientras que Ciudad Nueva con un característico crecimiento a lo ancho, ya cuenta con cinco cuadras.

La historia de Guayaquil, La República de Guayaquil.

Se habla muy poco de la República de Guayaquil pero viven escritos, mapas y documentos históricos que fijan que desde el 9 de octubre de 1820 la ciudad de Guayaquil ejerció un papel significativo en la región de América Latina y es que ésta se convierte en La República de Guayaquil, siendo así reconocida por otros países de la región gracias al buen desempeño de las relaciones diplomáticas que tuvo José Joaquín de Olmedo con los dos líderes más importantes de aquel entonces: Simón Bolívar y San Martín. El territorio que correspondió a la República de Guayaquil se extendía en sentido norte – sur: desde Esmeraldas hasta Tumbes, y de oeste – este: desde la cordillera de los Andes hasta el Océano Pacífico.

Durante un periodo de 21 meses, desde el 9 de octubre de 1820 hasta el 13 de julio de 1822, la República de Guayaquil se mantuvo independiente hasta que posteriormente ésta fue anexada a la República de Colombia, ya existente desde 1819. Guayaquil, un siglo después comienza a ser visible en América Latina. Debido a su excelente ubicación geográfica, se había consolidado como eje de llegada y partida de productos, por lo tanto la economía de la ciudad se había comenzado a dinamizar. Y esta vocación propia, la hizo merecedora de comenzar a ser llamada como “La Perla del Pacífico”.

La historia de Guayaquil, El Gran Incendio de 1896.

La ciudad ha tenido varios incendios de gran dimensión, uno de ellos fue el Gran Incendio de 1896, tan devastador que este evento durante las 48 horas que duró el fuego destruyó 1500 casas y edificios y dejó sin vivienda a 33 mil de los 59 mil habitantes que tenía la ciudad. Todas las construcciones que habían sido destruidas a cenizas, se vieron forjadas a reconstruir nuevas edificaciones sobre el mismo sitio en donde se habían levantado antes. Templos, como la Iglesia de San Francisco, varias imprentas de diarios, los cuarteles de Caballería y Artillería, los puentes del Malecón, así como fábricas de hielo, tabaco y cerveza de aquel entonces fueron destruidos.

Estas historias están escritas en los testimonios por parte de quienes vivieron en aquella época y vieron la destrucción de como el violento fuego arrasaba la ciudad. Los incendios que tuvo Guayaquil, entre los cuales estuvo el gran incendio de 1896 hicieron una y otra vez que la ciudad comenzara a cambiar en su arquitectura, reconstruyéndose varias veces sobre las espacio en donde se había levantado.

Hospital General de Guayaquil. Foto entre: 1890 – 1900

La historia de Guayaquil, la influencia europea.

Por motivo de la conmemoración del centenario de Independencia que cumplía la ciudad, se emprendieron programas de ornato con elementos propios de aquel entonces con el fin de embellecer los parques, avenidas y edificios que existían. Dos edificios representantes de las importantes transformaciones que añadieron estos cambios fueron los edificios: Museo Municipal y Palacio de la Gobernación. La imagen de Guayaquil se ve influenciada por elementos neoclásicos En el siglo XX que tuvieron gran influencia en Europa entre los siglos XVII y XIX. El predominio de este estilo provoca una propagación en la ciudad por realizar construcciones de hormigón, lo cual también se ve influenciada por arquitectos italianos que cada vez contribuyeron más a la ciudad con edificios de este estilo.

La historia de Guayaquil, boom bananero y migración.

En 1940 la ciudad tenía alrededor de 200.000 personas, y 10 años después había llegado a 265.000 habitantes, comienza una nueva etapa de flujos de migraciones no solamente hacia Guayaquil, sino a varias provincias de la costa a efecto del boom bananero. Así la ciudad empezó cada vez a poblarse y a crecer más. Durante eta época de las grandes construcciones que tuvo la ciudad. La construcción de la avenida de las Américas, la construcción del puente sobre el Río Guayas, y la ampliación del Aeropuerto que había comenzado en 1935 como una zona de pistas de aterrizajes con objetivos militares.

Debido a la explotación petrolera a gran escala que se dio en el país a inicios de los años setenta y que trajo consigo impactos de crecimiento económicos que modificaron el proceso de urbanización debido a la alta inversión inmobiliaria, la ciudad comienza a experimentar un crecimiento urbanístico aún mayor, producto de la intensa migración de las personas que se incorporaron al sector industrial y de servicios.

La historia de Guayaquil, la etapa moderna.

La etapa del modernismo, se considera aquella que comienza en la ciudad desde finales de 1970 y se mantiene hasta el presente, una etapa más de transformación en su arquitectura, al comenzar a incorporar edificios y construcciones de diferente diseño y función. Guayaquil ha crecido mucho desde su inicio, un crecimiento que la han ubicado como la ciudad más poblada del país, un crecimiento quizás no tan planificado desde un inicio, pero que quizás, ahora más que en otras etapas de su vida, está consciente de su forma de crecimiento..

Guayaquil

GUAYAQUIL

Explora Guayaquil

Compartir

Relacionado

Ir más lejos

error: Content is protected !!