Los Andes.

Las escarpadas montañas verdes, los pueblos barridos por el polvo, las animadas capitales de provincia y las riquezas culturales de las tierras altas del norte están a pocos kilómetros en coche desde Quito. Los viajeros desde Colombia deben atravesar la región, donde abundan los motivos para detenerse: el famoso mercado de Otavalo, que se re- monta a tiempos preincaicos, es el mercado de artesanías más grande de Sudamérica, y varios pueblos de la región son conocidos por sus artesanías, como tallas de madera y artículos de cuero.

Al sur de Quito, la Panamericana serpentea a través de 8 de los 10 picos más altos del pais, incluido el cono nevado del vol- can Cotopaxi (5897 m), de una perfección de postal, y el gigante glaciar del volcán Chimborazo (6310 m). Las tierras altas centrales son un paraíso para montañeros y escaladores, e incluso los menos expertos pueden intentar la ascensión de algunos de los picos más altos del pais. También se pue- den recorrer remotos pueblos andinos cerca del Circuito Quilotoa, atracarse de quesos y chocolates caseros en Guaranda y Salinas, lanzarse cuesta abajo hasta el Oriente en una bicicleta de montaña alquilada en Baños, explorar espectaculares parques nacionales o subir al pintoresco tren de la Nariz del Diablo. Las tierras altas centrales abundan en aldehuelas indígenas y muchos de los mercados más tradicionales del país.

Al ir bajando por la Panamericana hacia las tierras altas meridionales, los gigantescos picos nevados de las tierras altas centrales van desvaneciéndose por el retrovisor. Las temperaturas son un poco más altas y las distancias entre pueblos son más largas. Las únicas localidades importantes de la región son Cuenca, posiblemente la ciudad más hermosa del país, y la pequeña e interesante Loja.

Aunque aqui no se podrán escalar glaciares, abundan las actividades al aire libre. El Parque Nacional Cajas, con sus nume- rosos lagos, ofrece excelentes oportunidades de senderismo y acampada, mientras que en el Parque Nacional Podocarpus se podrá explorar el bosque nuboso, la selva tropical húmeda y el páramo, todo ello en el mismo parque. En la relajada localidad gringa de Vilcabamba uno se puede pasar dias andando o montando a caballo a través de un paisaje único, y regresar cada noche para disfrutar de masajes, baños calientes y deliciosas cenas.

El complejo lacustre Ozogoche ubicado dentro del Parque Nacional Sangay se considera como una zona de conservación de aves en América Latina.

El Parque Nacional Cajas está en la provincia de Azuay, La UNESCO lo declaró como una de las zonas núcleo Reserva Biósfera Macizo El Cajas.

Visitando el valioso centro histórico de Quito. La capital ecuatoriana posee el Centro Histórico mejor conservado de América Latina.

Ecuador es un lugar biodiverso donde la naturaleza, la aventura, la cultura siempre están abrazadas entre sí, es difícil no encontrar esa vinculación en algún rincón de este maravilloso país. Sin embargo si aquella diversidad hace que se encuentre un poco abrumado sobre que lugar elegir e ir a acampar, no se desespere. Estamos aquí para comentarle sobre algunos de los lugares más fascinantes que tiene Ecuador.

Anteriormente Reserva Ecológica Antisana, ahora en la categoría de Parque Nacional, se convierte en una área protegida con mayor protección en Ecuador. Su objetivo es fortalecer acciones de conservación para el cóndor andino.

Actualmente la belleza de la provincia de Imbabura, ubicada en el norte de Ecuador, no solo se puede disfrutar desde la tierra, el agua, también lo podemos realizar desde el cielo. Vivir una experiencia diferente desde el aire y observar los paisajes del Ecuador es la propuesta de Kawsay Balloons.

Un viaje absolutamente divertido en carretera desde Guayaquil a Vilcabamba en un Suzuki Jimny. Cruzando desde la costa hasta los andes de Ecuador.

Esta es la única especie de oso que habita en las tierras de Sudamérica y su población se está reduciendo de forma alarmante.

error: Content is protected !!